Los hábitos saludables en vacaciones all inclusive

0
65

Elegir un all inclusive para las vacaciones no significa que los buenos hábitos y el cuidado personal deban quedar de lado. Si bien las comodidades que presentan dichos hoteles resultan muy propicias para despreocuparse absolutamente de todo (principalmente de las comidas durante el día), cada vez son más los viajeros que eligen descansar en exóticos destinos, manteniendo al mismo tiempo sus hábitos sanos, el cuidado del cuerpo y, por supuesto, una alimentación saludable.

“El giro del nuevo viajero a una vida más saludable en vacaciones está empujando a los hoteles all inclusive a replantearse sus instalaciones y servicios dedicados al bienestar de sus huéspedes para ayudarlos a conservar sus rutinas de sueño, alimentación y puesta en forma mientras disfrutan de su estadía”, explicó Agueda Iglesias, Marketing Manager para Latinoamérica en Palladium Hotel Group. La cadena española, por ejemplo, busca la excelencia en lo que refiere al bienestar vacacional y además de su diversa oferta de posibilidades a la hora de comer, sorprende con interesantes propuestas para quienes posean restricciones alimenticias. Esto es un importante alivio para las personas veganas, celíacas, con diabetes, sobrepeso, obesidad, hipercolesterolemia o aquellas que posean algún tipo de limitación y quieran asegurarse unas vacaciones sin sobresaltos. “Tenemos muy en claro que los productos saludables son una necesidad y también un deseo por parte de un gran número de viajeros. Apostamos por una amplia y saludable oferta gastronómica durante las vacaciones para que nuestros huéspedes puedan sentirse a gusto”, añadió Iglesias.

Luego de su experiencia en el Grand Palladium Imbassaí, la reconocida bloguera de salud y bienestar, Florencia Fernández, contó que la posibilidad de mantener la forma en un all inclusive es posible gracias a la diversa variedad de alimentos que se ponen a disposición del huésped.  “Muchos me preguntaron cómo hacer para cuidarse en vacaciones y más en este tipo de hoteles, donde hay de todo. Así como hay muchas tentaciones, también hay muchas opciones saludables. Por ejemplo, el gran salad bar con verduras y vegetales de todo tipo”, afirmó la influencer en un post de su popular cuenta de Instagram (@thehealthyblogger) donde la siguen más de 217.000 personas. De todas formas, sostuvo que la oferta de alimentos ‘no tan sanos’, también tienta: “Hay que tener en cuenta que también hay muchísima comida frita y como uno está de vacaciones suele relajarse y probarla. El consejo es tratar de no probarlas todas el mismo día, sino de a poco y acompañando un plato con otras opciones más saludables. De esta manera las vacaciones serán mucho más equilibradas”.

Pero además de la importancia de la alimentación saludable, el viajero también tiene otras alternativas para mantener su forma física o respetar sus buenos hábitos en un all inclusive. Aunque el hotel no va a obligar al viajero a acostarse a una hora razonable, sí puede crear ambientes que faciliten un sueño reparador para su correcto descanso. Esto incluye cama y almohada a medida de los gustos del cliente y cabeceras donde apoyar la espalda. Por supuesto, el gimnasio o las rutas internas del hotel al aire libre, resultan ser lugares propicios para quemar calorías durante las vacaciones y mantenerse óptimo; pero también el Spa es un gran diferencial, ya que posee circuito de aguas, hidromasajes y jacuzzis para poder relajarse luego de una ardua jornada de trabajo y ejercicios.

No excederse –y cuidarse- con las comidas, dedicarle un tiempo a la actividad física diaria, aunque sea durante 30 o 60 minutos, y descansar bien, son las tres recomendaciones clave que están a la alcance de la mano en los all inclusive y que los siguen colocando un escalón por encima de los hoteles tradicionales.

DEJA UNA RESPUESTA