Descubrí Buenos Aires, la capital del tango

0
547

“La vida es en 2×4, si resbalas, seguí bailando”…

Caminar nuestra ciudad es una gran oportunidad para acercarte a la vida urbana y costumbres actuales pero también, es una manera de asomarse a su historia. Esa historia que va más allá de un índice cronológico…que tiene que ver con los primeros pobladores, la música, el empedrado, el farol de la esquina y ese arrabal alucinante, del que daría cuenta el maestro Jorge Luis Borges, a través de su impronta inconfundible.

Porque Buenos Aires es así, una combinación perfecta, equilibrada, entre lo que fue, lo que es, y será, desde el respeto, valoración de las raíces pero con la mirada en el presente y por supuesto, en lo que vendrá.

Una geografía moderna, donde el peatón tiene protagonismo y las obras para disfrutarla se multiplican. Ahora mismo, entre otros paseos, no dejes de visitar la Avenida Corrientes, “La Calle que nunca duerme”. Te sorprenderá la transformación en marcha, que forma parte de un proyecto pronto a inaugurarse que plantea convertir la popular e icónica Avenida Porteña en una variante peatonal nocturna, con canteros, y áreas de descanso, para que porteños, el turismo nacional y del exterior puedan experimentar la movida teatral, multimediatica con toda la onda, confort y calidad que una de las más importantes carteleras mundiales, librerías, salas cinematográficas, merecen.

Además, Buenos Aires es la posibilidad de aproximarte a la danza nacional: el tango.

Cientos de “milongas”, espectáculos y locales reconocidos que combinan shows con una cena que privilegia nuestros sabores típicos. Donde se destacan las carnes asadas, y los deliciosos vinos de producción propia.

Nuestra Ciudad te propone trescientas ochenta librerías, doscientos ochenta y siete teatros, y más de ciento sesenta museos. Una visita que no admite postergaciones es el Teatro Colón, dedicado a la lírica y las fusiones musicales, considerado como uno de los más importantes del mundo.

Para quienes procuran naturaleza, vida al aire libre, paseos y caminatas, más de cien espacios verdes, parques, plazas, y la Reserva Ecológica Costanera Sur, con toda su belleza minimalista para conocer y compartir en familia, entre amigos, junto a la pareja y en solitario.

Una invitación para compartir un buen “mate”, otro símbolo vivo de la argentinidad. Mucho más que una infusión…porque para nosotros, y todos aquellos que nos visitan, constituye una auténtica demostración de afecto e integración.

DEJA UNA RESPUESTA