Cisco presenta el primer reporte de ciberseguridad del año

0
427

El reporte de ciberseguridad de Cisco encuentra que las organizaciones no están preparadas para enfrentar las nuevas formas más sofisticadas de ransomware. Factores como infraestructura frágil, falta de mantenimiento en las redes y lentitud en los rangos de tiempo de detección están dándole una ventana de tiempo y espacio a los adversarios para que operen.

De acuerdo con el reporte, la lucha para mantener los espacios operativos libres de ataques, es el desafío más grande que están enfrentando los negocios, amenazando a su vez los fundamentos requeridos para una transformación digital. Otros descubrimientos clave del reporte indican que los adversarios están expandiendo su enfoque hacia ataques paralelos a los servidores (server-side attacks), involucrando nuevo métodos en sus ataques e incrementando el uso de encriptación para ocultar su actividad.

Hasta ahora en 2016, ransomware se ha vuelto el malware más rentable de la historia. Cisco prevé que esta tendencia continúe con ransomware aún más destructivos que podrán expandirse y mantenerse en redes completas y por lo tanto convertir a compañías enteras en rehenes. La nueva cepa de ransomware tendrá la capacidad de cambiar rápidamente de tácticas para maximizar su eficiencia. Los futuros ataques de ransomware, por ejemplo, evitarán la detección al limitar el uso del CPU y limitar los comandos de acción y control. Estos nuevos tipos de ransomware se esparcirán más rápidamente y tendrán la capacidad de auto replicarse dentro de las organizaciones antes de iniciar o coordinar actividades de rescate.

La visibilidad a lo largo de la red y sus endpoints continúa siendo uno de los principales desafíos. En promedio, las organizaciones se tardan aproximadamente 200 días para identificar nuevas amenazas. El tiempo estimado de detección de Cisco (Cisco’s median time to detection -TTD) supera en la industria, alcanzando un nuevo tiempo récord de 13 horas para la detección de amenazas que no hayan sido identificadas con anterioridad en los seis meses previos a abril de 2016. Estos resultados están más debajo de las 17.5 horas obtenidas en periodo que terminó en octubre de 2015. Detectar más rápidamente las posibles amenazas es crítico para limitar y detener el espacio de operatividad de los atacantes y así minimizar los daños de las intrusiones. Esta cifra está basada en datos de seguridad en telemetría (opt-in security telemetry) tomada de los productos de seguridad de Cisco desplegados alrededor del mundo.

Mientras los atacantes innovan, muchos de los defensores continúan luchando para mantener la seguridad de sus equipos y sistemas. Los sistemas que no tengan soporte o no estén actualizados ofrecen a los atacantes oportunidades adicionales para tener acceso más fácilmente, permanecer sin ser detectados y maximizar los daños y las ganancias obtenidas.

El Reporte de Ciberseguridad de Medio Año de 2016 de Cisco demuestra que este es un desafío que persiste a nivel y escala global. Mientras que organizaciones en industrias críticas como la de la salud, han experimentado un incremento en los ataques durante los últimos meses, los hallazgos del reporte indican que todos los mercados verticales, regionales y globales están siendo atacados. Clubes, organizaciones, asociaciones de beneficencia, organizaciones no gubernamentales y negocios electrónicos han experimentado un incremento en el número de ataques en la primera mitad del 2016. En el escenario mundial, las preocupaciones geopolíticas incluyen la complejidad de las regulaciones y de las políticas de ciberseguridad que son contradictorias entre países. La necesidad de controlar o acceder a datos puede limitar y entorpecer los procesos del comercio internacional en un panorama de amenazas de ataque más sofisticadas.

DEJA UNA RESPUESTA