Cinco plataformas educativas para enseñar en tiempos de pandemia

0
197

Durante la pandemia las escuelas y universidades en todo el mundo aprendieron rápidamente a organizarse y capacitar al plantel educativo en las nuevas herramientas tecnológicas para continuar ofreciendo educación de calidad a los alumnos, pese a las dificultades que impone la virtualidad.

“La tecnología avanza sin pausa a nivel global. Es parte de la vida cotidiana y su aplicación en esta nueva era tiene que servir al aprendizaje desde muy temprana edad”, dice el especialista en nuevas tecnologías y director de Dinatech Ed, Eduardo Wassi.

Distintas compañías ligadas a la educación y la tecnología han trabajado en este último tiempo para reducir esa brecha entre el derecho a aprender y el derecho a jugar, con unos resultados sorprendentes.

Para Wassi, esta evolución ha llevado al surgimiento de 5 plataformas que son claves en distintos niveles educativos.

La primera de ellas es Crytical Links, una plataforma tecnológica para control y distribución de contenidos que permite la interacción entre alumnos y maestros. Este último aspecto, el intercambio, es indispensable para una transición exitosa de la presencialidad a la virtualidad.

En segundo lugar, Wassi señala a Brightspace Core, una app que cuenta con todas las funcionalidades y el soporte para transformar el aprendizaje mixto, es decir virtual y presencial, en todos los niveles de educación primaria y secundaria. Sus herramientas ayudan a los maestros a crear una experiencia de aprendizaje atractiva para los estudiantes de todas las edades desde una única plataforma centralizada, un factor que se revela clave en los maestros que deben transitar este cambio.

Virtual Steam es la tercera opción y es ideal para las universidades. Se trata de un entorno virtual de aprendizaje enfocado en el modelo STEAM (que por sus siglas en inglés significa ciencia, tecnología, ingeniería y matemática). A través de simuladores permite realizar 200 prácticas de laboratorio, contenidos curriculares y sistemas de gestión tanto para profesores como para estudiantes.

La cuarta plataforma es un intento exitoso por salvar la brecha presencialidad-virtualidad en un aspecto que, hasta antes de la pandemia, asociábamos casi exclusivamente con un entorno físico: los libros de texto. La biblioteca digital inteligente Odilo permite organizar los contenidos propios y brinda acceso a contenido multimedia de alta calidad en más de 42 idiomas. Pone a disposición de la comunidad educativa y sus usuarios una colección de más de 2 millones de títulos de 5.000 editoriales, y además, como plus, brinda acceso a las 3.000 revistas internacionales más vendidas y libros electrónicos en distintos formatos (audio o video), entre otros.

Por último, la adaptabilidad del entorno educativo mostró su mejor costado al resolver lo que hasta antes de la pandemia parecía una utopía: ¿es posible enseñar matemáticas virtualmente? La respuesta es afirmativa y esto nos lleva a la última plataforma, Tutor virtual de matemática. Se trata de una tutoría personalizada para niños y niñas de entre 3 y 5 años, pero con más de 1.200 divertidos y estimulantes ejercicios para que los que estaban dando sus primeros pasos en la escuela, continúen haciéndolo desde sus hogares.

La Argentina está ingresando en este nuevo camino, aprovechando las ventajas que nos permite la digitalización, pero también atendiendo el entorno en el que esta virtualidad se desarrolla. Para Wassi, el país ya cuenta con diferentes herramientas y aplicaciones para alcanzar las metas de capacitación modernas y así dar un salto de calidad educativo, incorporando ahora, en pandemia, las herramientas tecnológicas que conformarán la escuela del futuro.

DEJA UNA RESPUESTA