Belatrix apuesta a las mujeres en el mundo de la tecnología

0
513

Las estadísticas demuestran que el universo de la tecnología tiene preponderancia masculina, comenzando desde las universidades, donde puede observarse una distribución de 80 % varones y un 20 % de mujeres. Ante este panorama, Belatrix siempre ha puesto foco en brindar iguales oportunidades a mujeres en todo tipo de puestos.

En el Mes internacional de la mujer, te presentamos algunas de las mujeres que trabajan hoy en Belatrix, empresa que busca incentivar su potencial y crecimiento ofreciendo un balance entre su vida personal y profesional. Con el auge de la tecnología, y gracias a su talento, preparación y dedicación, muchas mujeres trabajan exitosamente en el sector.

Aún mejor noticia es que este es un mercado laboral con gran demanda y en constante crecimiento. Entre el 2016 y 2017, aproximadamente, hubo una oferta de 7.000 puestos en el área y 5.000 quedaron sin cubrir, según la última encuesta del Observatorio Permanente Software y Servicios Informáticos (OPSSI) de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI).

Sin embargo, la igualdad de género sigue siendo un problema importante en la industria de la tecnología. Recientemente, Nearshore Americas publicó un artículo que analiza el problema de género en el mercado de servicios. Uno de los hallazgos más preocupantes del artículo fue la prevalencia de estereotipos sobre las mujeres que trabajan en tecnología.

Ante esta realidad, Belatrix está comprometido con el desarrollo de las mujeres que integran su equipo de trabajo. Es el caso de Bárbara Lipinski, líder técnica del equipo UX de Belatrix.

Bárbara Lipinski inició su carrera en Belatrix hace 7 años, y era la única diseñadora gráfica (aunque no la primera) en la empresa en aquel momento. Ha trabajado para diferentes proyectos y clientes, aprendiendo nuevas habilidades, y fue especializándose gradualmente de Diseño Gráfico a Experiencia del Usuario (UX). En el 2016, después de trabajar con otros colegas en la creación de una nueva área especializada de UX dentro de la empresa, comenzó a liderar el Laboratorio de Experiencia del Usuario, que brinda servicios cruciales a diversos clientes. Finalmente, con la ayuda de Belatrix, recibió una beca para asistir a una capacitación en una institución reconocida internacionalmente, y se convirtió en la única Analista de Usabilidad Certificada (CUA) en Argentina, de los cuales hay 7,000 en todo el mundo.

Lipinski considera que la tecnología “Es una gran industria para las mujeres. Tenemos mucha flexibilidad y podemos tener un buen equilibrio entre la vida personal y el trabajo. No he encontrado ningún desafío en particular, las personas aquí son valoradas por sus habilidades y su actitud, independientemente de su género, edad o cualquier otra diferencia. Incluso hay casi tantas mujeres en posiciones de liderazgo como hombres, y eso demuestra que todos tenemos las mismas posibilidades”.

Silvana Gaia, Consultora Técnica Senior, fue la novena desarrolladora en unirse a Belatrix cuando comenzó la empresa. Durante su permanencia en Belatrix ha trabajado en numerosos y diferentes posiciones, adquiriendo nuevas habilidades y puntos de vista a medida que apoyaba a la empresa en diferentes áreas: desde desarrolladora, asistente de calidad, líder de proyecto, gerente de cuenta, consultora técnica hasta directora de producción. En el 2008 decidió dejar Belatrix y trabajar como desarrolladora independiente de software y analista de sistemas, y también adquirió más experiencia en una empresa de desarrollo de software móvil.

Luego regresó a Belatrix y actualmente está a cargo de dirigir y construir las operaciones de Belatrix en Silicon Valley junto con su esposo, Pablo Lecea.

También cuenta su experiencia en un sector en que se destacan los hombres. “Tuve la suerte de crecer en una familia que no inculcó restricciones y sesgos específicos de género. En los primeros días de la universidad, me di cuenta de que el porcentaje de inscripción de mujeres en la ingeniería de software era alrededor del 20%. Más tarde, aunque la proporción en mi clase aumentó, el estereotipo era que las mujeres debían ser analistas y los hombres, codificadores. Yo era parte de un grupo de mujeres que eran muy buenas en codificación, y la gente nos miraba con asombro. A veces necesitaba trabajar más duro para demostrar mis habilidades y superar los prejuicios. Aunque hoy en día ya no me dedico a la codificación, mis habilidades de programación establecieron la base de mi posición actual”.

La industria tiene mucho por delante para cambiar la realidad de las mujeres. “Es refrescante encontrar empresas como Belatrix que estén seriamente comprometidas con ofrecer igualdad de oportunidades a hombres y mujeres, pero hay mucho trabajo por hacer, y no solo en la industria tecnológica”.

“Una de las recomendaciones que tengo para las mujeres jóvenes al momento de elegir una carrera es que les den una oportunidad a las carreras tecnológicas. Busquen personas inspiradoras que encuentran maneras de utilizar la tecnología para mejorar el mundo: personas como Komal Ahmad, quien creó una aplicación que ha ayudado a alimentar a cientos de miles de personas sin hogar, mientras evita el desperdicio de alimentos”, sostiene Silvana.

Con respecto a la política de Belatrix sobre la participación de la mujer al sector tecnológico, Horacio Cappa, Gerente de Recursos Humanos de la empresa, destaca que “nuestro objetivo es que cada vez más mujeres lleguen a la mesa grande y formen parte de los equipos”. “Nuestra cultura es clara y simple: igualdad para todos”, subraya el ejecutivo.

Actualmente, Belatrix cuenta con 600 empleados distribuidos profesionales altamente capacitados, de los cuales 123 son mujeres, ubicados en seis centros de desarrollo: dos en Mendoza, Lima, Buenos Aires, Silicon Valley y en Bogotá.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA