Vasectomía vs. ligadura de trompas

0
317

Las diferencias de género no sólo se expresan en el mundo del trabajo, donde la retribución a igual tarea tiende a ser menor para la mujer que para el varón, ni en el académico, donde el acceso a puestos más altos presenta más obstáculos para ellas que para ellos. La elección de un método anticonceptivo quirúrgico –ligadura de trompas para la mujer, vasectomía para el varón– se inclina significativamente hacia el lado de la mujer, que es quien en la mayoría de los casos pone el cuerpo. Eso es lo que muestran las estadísticas del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable de la Argentina: en 2016 se realizaron en establecimientos públicos sólo 97 vasectomías contra 12.976 ligaduras tubarias,

Aun cuando en la Argentina se realiza un número muchísimo mayor de ligaduras de trompas que de vasectomías, es importante que la pareja que piensa en recurrir a uno de estos métodos anticonceptivos tenga en cuenta que la vasectomía es un procedimiento mucho menos complejo y menos invasivo”, comentó el doctor Santiago Brugo Olmedo, especialista en Medicina Reproductiva y Director Médico de Seremas. “Mientras que la ligadura se realiza dentro del abdomen de la mujer, para lo cual el cirujano debe hacer una laparoscopia, la vasectomía es una intervención prácticamente superficial, que no requiere más una pequeña incisión en el escroto y que se puede hacer con anestesia local”, agregó.

En otros países la proporción de vasectomías vs. ligaduras tubarias es totalmente diferente. En España, por ejemplo, el 54% de las intervenciones quirúrgicas de anticoncepción se realizan en varones, contra un 46% en las mujeres, siendo cada vez mayor el porcentaje de vasectomías. “En la Argentina, uno de los motivos por el cual encontramos una ínfima proporción de vasectomías es cultural. Tradicionalmente la carga de la anticoncepción está puesta en la mujer, dejando en evidencia una mirada profundamente machista del tema. Esta diferencia de género se da también en la elección del método contraceptivo, escogiendo la manera más compleja en lugar de la más sencilla, por un motivo sexista”, agregó el especialista..

En la Argentina, tanto la ligadura tubaria como la vasectomía son intervenciones gratuitas para todas las personas mayores de 18 años, según lo establece la Ley Nacional N° 26.130 de Contracepción Quirúrgica, sancionada en 2006. En ambos casos, si bien se trata de procedimientos anticonceptivos considerados irreversibles, es posible que gracias a tratamientos de fertilización asistida tanto las mujeres que se han realizado una ligadura de trompas como los varones que han sido sometidos a vasectomías puedan tener hijos a partir de sus propios óvulos y espermatozoides, respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA