Un estudio revela que se puede reducir la celulitis en un 90% de los pacientes

0
310

La revista médica internacional Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology publica los resultados de un estudio español que analiza, mediante valoración clínica y ecografía cutánea, la eficacia y seguridad de un tratamiento multidisciplinar, no invasivo contra la celulitis. Un tratamiento que, según muestra el estudio, consigue reducir la celulitis en el 90% de las pacientes.

La investigación ha despertado el interés de la comunidad médica, no solo por los buenos resultados que ha cosechado sino también por el uso de una técnica de ultrasonidos en el seguimiento de las pacientes, que ha permitido analizar de forma precisa la reducción de grasa en las diferentes capas de la piel (dermis, epidermis, hipodermis y tejido celular subcutáneo) de las pacientes en estudio.

La investigación, coordinada por la doctora Esther Roé, especialista en dermatología y ecografía cutánea del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona), y la Dra. Esther Serra, también dermatóloga en el mismo centro, se ha centrado en evaluar los cambios del tejido celular subcutáneo en pacientes con celulitis en normopeso, después de seguir un tratamiento de PronoKal Group® no invasivo que combina el uso de dieta cetogénica con pautas de actividad física de tonificación. La eficacia demostrada de este tratamiento, lo posiciona como la alternativa no invasiva para acabar con la celulitis de forma eficaz, una problemática que afecta a más del 80% de la población femenina en España.

Los resultados publicados son concluyentes tanto en a nivel externo como interno en la celulitis glútea, abdominal, de muslos y de rodillas. Éstos se cuantifican en base a la escala de Nürnberger y Müller, que establece 3 grados de celulitis, siendo el Grado 1 de celulitis: no se evidencia visualmente, sólo a la compresión; Grado 2: se evidencia a simple vista y Grado 3: se evidencia visualmente y provoca dolor al tacto. En base a ello, el primer dato relevante que aporta el estudio es que 9 de cada 10 pacientes mejoran 1 grado o más su celulitis.

“A nivel objetivo y clínico, hemos podido detectar unos puntos muy importantes que son: el descenso del perímetro, tanto de la zona de muslos como abdominal en estas pacientes; una pérdida ostensible de masa grasa, respetando evidentemente la masa muscular –más de 3 kg de peso-“, explica la Dra. Serra.

 

Reestructuración interna de la piel sin precedentes

No obstante, los resultados más innovadores de este estudio son los conseguidos a nivel interno y a través de la ecografía cutánea, pues se puede detectar una reestructuración interna de la piel sin precedentes.

“Hubo resultados ecográficos notables como la reducción del tejido celular subcutáneo, la reducción de la hipodermis y del área de indentación; de hecho, no podía creer que los cambios fueran de tales dimensiones en un inicio”, reconoce la doctora Roé.

Más concretamente, las mujeres en estudio reducen 8,64mm de media el grosor total de la piel (alrededor de un 27%), y 8,77mm de media (un 20%) el grosor de la hipodermis -la capa de la piel encargada de almacenar grasa-. Asimismo, el estudio muestra una menor infiltración de grasa hipodérmica en la capa superior (área de indentación). En este caso, la ecografía muestra al médico de forma transversal las protuberancias que se originan en la hipodermis y presionan las capas superiores de la piel. En éstas se observa una disminución del 33% de su superficie, una reducción muy significativa de la hipodermis y muy destacada por las investigadoras. Todos estos efectos a nivel interno de la piel son los que permiten mejorar el aspecto de la misma en las zonas en tratamiento, tanto a la vista como al tacto.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA