Un estudio de Philips muestra que los argentinos sobrestiman su salud en general

0
69

Royal Philips, líder mundial en tecnología de la salud, lanzó en la Argentina su Índice del Futuro de la Salud. El estudio, realizado por primera vez en nuestro país, encontró que cuando se trata de calificar la salud general, las percepciones de la población general y las de los profesionales de la salud en el país difieren: Mientras que el 81% de los argentinos califican su salud en general como positiva, solo el 49% de los profesionales de la salud están de acuerdo en que la salud de la población en general es positiva.

“La realidad es que las personas en Argentina piensan que su salud está mejor de lo que en realidad es y como resultado no están tomando medidas cuando se trata de salud preventiva”, dijo Carlos Emilio Alvarez, CEO para Royal Philips en Argentina. “Necesitamos cambiar la mentalidad a un enfoque en prevención al inspirar políticas y educar a la población sobre cómo aprovechar las tecnologías de salud conectadas para tomar el control de su salud”, añadió.

El Índice del Futuro de la Salud 2017, comisionado por Philips, encuestó a más de 33,000 personas de 19 países sobre como están posicionados para satisfacer los desafíos de salud mundial a largo plazo a través de la adopción e integración de tecnologías de cuidados conectados. Los principales puntos destacados para Argentina incluyen:

  • Prevención: Los argentinos consideran que la prevención es importante y el 68% de la población general encuestada considera que los profesionales de la salud deberían enfocar la mayor parte de su tiempo y recursos en atención preventiva. Sin embargo, no están tomando las medidas necesarias para prevenir enfermedades crónicas, probablemente porque creen que ya son saludables. Una manera de impulsar la acción preventiva es mediante el uso de la tecnología. De hecho, tanto la población en general como los profesionales de la salud están de acuerdo en que la tecnología de cuidados conectados es importante para la prevención de problemas médicos (73% y 77%, respectivamente).
  • Adopción de tecnología: Actualmente en Argentina, la tecnología está siendo utilizada principalmente por aquellos con condiciones médicas existentes. De hecho, solo el 1% de los profesionales de la salud creen que las tecnologías de cuidados conectados siempre son utilizadas por pacientes que están sanos y que no tienen ninguna condición médica. Esto se debe posiblemente a que solo una cuarta parte de la población (24%) considera que tiene conocimiento de las tecnologías de salud conectada disponibles para monitorear su salud.
  • Integración: Hay una gran brecha en la puntuación de Argentina respecto a la percepción y realidad de integración (49.9), lo que significa que los proveedores de la salud y la población en general piensan que el sistema de salud está más integrado que en la realidad. La puntuación de la realidad del país también está por debajo del promedio mundial (5.4 frente a 24.1, respectivamente), lo cual se puede explicar por la baja inversión de Argentina en tecnología de cuidados conectados, como proporción del producto interno bruto. Hay una oportunidad significativa de mejorar esto al aumentar el gasto en el desarrollo y adopción de tecnologías de cuidados conectados en el cuidado de la salud y también en la educación de la población en general sobre cómo aprovechar las mismas como parte de las medidas de cuidado preventivo y, en última instancia, ayudar a reducir los gastos médicos en general.

El estudio también reveló perspectivas interesantes, incluyendo las expectativas que los profesionales de la salud y la población en general tienen en la Argentina con respecto a las iniciativas de salud por parte del gobierno y opiniones sobre el gasto de salud como porcentaje del PIB.

 

DEJA UNA RESPUESTA