Limitan la edad para la cobertura de los tratamientos de Fertilización asistida

0
338

A cinco años de haberse aprobado la Ley Nacional N° 26.862 de fertilización asistida, que garantiza la cobertura de dichos tratamientos, se estableció un límite de edad para aquellos que se realizan con óvulos propios. La resolución 1044/2018 del Ministerio de Salud publicada en el Boletín Oficial señala “que todo tratamiento de reproducción médicamente asistida con óvulos propios se realizará a mujer de hasta 44 años al momento de acceder a dicho tratamiento, salvo prescripción médica en contrario”, debido a que hay una “creciente disminución del éxito en los Técnicas de Reproducción Humana Asistida (TRHA) a medida que avanza la edad de la mujer”.

“Considero que era necesario establecer un límite de edad para los tratamientos en los que se emplean óvulos propios, pero creo que debería ser incluso menor, idealmente los 42 años, ya que a partir de esa edad la posibilidad de embarazarse es mínima y la chance de que el bebé tenga problemas genéticos es muy alta”, comentó el doctor Santiago Brugo Olmedo, especialista en Medicina Reproductiva y Director Médico de Seremas. “Si me parece adecuado el otro límite que pone la actual resolución, que es que los tratamientos con óvulos donados serán cubiertos hasta los 51 años de edad de la mujer. Este tiene como razón no sólo motivos obstétricos, sino también el hecho de que la edad de la mujer no sea tan avanzada al momento de ser madre”, agregó.

Para las mujeres de entre 44 y 51 años, la resolución favorece el uso de óvulos donados, lo que permite incrementar las chances de éxito del tratamiento, así como también reducir la probabilidad de anomalías genéticas en el bebé por nacer. “Hasta ahora, la mujer de 44 años de edad, por ejemplo, podía acceder a una fecundación in vitro o un ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides), cuando la experiencia muestra que a los 44 años las posibilidades de éxito son remotas, y que si se llega embarazar tiene un riesgo elevado de tener un bebe con una enfermedad genética grave –advirtió el doctor Brugo Olmedo–. Esto además implicaba un enorme gasto de dinero en tratamientos con mínimas chances de éxito”.

DEJA UNA RESPUESTA