Se inaugura en Martínez una residencia premium para adultos mayores

0
1571

Aires de Martínez, residencia para adultos mayores e institución especializada en el trabajo gerontológico para mejorar la calidad de vida de sus residentes, abrió sus puertas en Martinez.

Ubicada a tan solo 5 minutos de Autopista Panamericana, la institución cuenta con un equipo multidisciplinario abocado a la resocialización, rehabilitación motora y estimulación cognitiva de las personas mayores con el objetivo de detener la progresión del deterioro y mantener la autonomía y funcionalidad de cada adulto mayor.

“En Aires de Martínez queremos que los residentes se sientan asistidos, cómodos y seguros. Nos basamos en estos tres pilares para brindarles una estadía placentera a ellos, y tranquilidad y confianza a sus familiares. Nos enfocamos en mejorar su calidad de vida por lo que desarrollamos todo tipo de actividades para promover la interacción y las relaciones interpersonales, fomentando el mantenimiento de una vida social activa a través del entretenimiento y los estímulos intelectuales”, explica el doctor Lucas Cantale, Director Médico de la Institución.

Entre otras actividades, se desarrollan talleres de terapia ocupacional, musicoterapia, espacios de lectura y reflexión, y actividades vinculadas a la pintura y a la cocina con el fin de estimular diferentes intereses de los pacientes.

“A modo de ejemplo, contamos con actividades recreativas como la proyección de películas, pero la selección de cada una no es al azar, sino que es elegida por la psicoterapeuta, quien luego utiliza el material para coordinar debates o análisis, y así trabajar sobre este aspecto cognitivo de los residentes”, comenta Cantale.

Y agrega: “Contamos con un staff de casi 20 profesionales que incluye médicos y asistentes especializados Todos están ampliamente capacitados para ocuparse de las necesidades de cada persona a nivel particular, ya sea desde el aspecto sanitario como desde la recreación y estimulación”.

A nivel estructural, el edificio – que requirió tres años de obra y demandó una inversión  aproximada de 30 millones de pesos – está construido en tres plantas y cuenta con un total de 16 habitaciones, individuales y compartidas con luz natural, baño privado, pantallas LED de 32”, aire acondicionado y llamadores personales.

Cada planta tiene dos offices de enfermería, equipadas para la asistencia adecuada de los residentes, baños públicos para familiares y salas de estar.

Además, cuenta con una cocina, ideada tanto para los servicios de gastronomía como para las actividades planificadas y con espacios de kinesiología, gimnasio, biblioteca, sala de video y área común para visitas.

En el exterior del complejo se distinguen el jardín para la realización de actividades al aire libre, la pileta climatizada con rampa de acceso y un quincho con parrilla, que se encuentra a disposición de los familiares para celebrar eventos especiales.

“A diferencia de muchas residencias geriátricas de Buenos Aires, que son antiguas casonas remodeladas, nosotros diseñamos y construimos un espacio especialmente pensado para el adulto mayor: un lugar cómodo, de fácil tránsito y sin obstáculos para permitirle a los pacientes movilizarse de manera independiente. A su vez, combinamos espacios comunes confortables que evitan el aislamiento como así también espacios cerrados que le permiten a los familiares disfrutar de encuentros privados con su ser querido”, concluyen desde Aires de Martínez.

DEJA UNA RESPUESTA