ADT Argentina colabora con los damnificados por el terremoto en México

0
555

Johnson Controls, empresa que en la Argentina desarrolla las operaciones de ADT, puso en marcha localmente su protocolo de interconexión de centros de monitoreo para los damnificados por el terremoto que afectó a México la semana pasada. De esta forma, al deber evacuar la central de monitoreo del país afectado, sus clientes locales pudieron continuar utilizando los servicios para alertar sobre emergencias médicas, detección de gases, incendios y casos de alerta a la policía gracias a la operación de la central ubicada en la provincia de Buenos Aires.

El protocolo, denominado como Business Continuity Plan tiene como finalidad la de dar soporte o incluso, tomar por completo el control del monitoreo de ADT en cualquier lugar de la región en los 8 países donde la empresa está presente desde un punto del territorio latinoamericano y que esto no genere ningún tipo de interrupción del servicio.

El sistema fue desarrollado desde Argentina junto con las centrales de monitoreo de ADT en Uruguay, Costa Rica y México para que cualquiera de ellas pueda continuar realizando las operaciones en toda la región durante situaciones críticas. Se comprobó su eficacia para el terremoto en Chile en el 2015 y nuevamente ahora en México y tras el cual, los centros de control locales quedaron fuera de servicio por una determinada cantidad de horas o incluso días.

El desarrollo se basó en la unificación de procesos y prioridades, brindando capacitación al personal y activando los requerimientos técnicos necesarios para todos los centros de monitoreo, posicionando a ADT como la única central que cuenta con esta virtud técnica de impacto directo en la prestación del servicio que en Argentina alcanza a 210.000 clientes a nivel residencial.

De esta forma, quedó plasmado el compromiso de la empresa con sus clientes y cuyas necesidades son una prioridad que debe ser atendida las 24 horas del día, los 365 días del año, sin importar las contingencias que la atraviesen.

DEJA UNA RESPUESTA