Ecommerce y seguridad informática: las empresas deben cuidar al usuario

0
44

Sea a través de dispositivos móviles o de computadoras de escritorio, el ecommerce como hábito de consumo hace tiempo que dejó de ser una novedad. Las perspectivas de crecimiento por compras virtuales tienen un solo horizonte: crecer, crecer y crecer. De acuerdo con un informe difundido por Business Insider, sitio especializado en negocios y finanzas, el 20% de los latinoamericanos hacen compras online, y existen pronósticos que indican que para el 2018 habrá ventas en internet por unos 85,000 millones de dólares.

Nadie dudaría que estamos frente a un panorama totalmente alentador en lo que se refiere a un sector que arroja datos más que positivos a la economía, en un contexto no del todo favorable. Sin embargo, episodios relativos al fraude informático, hackeo de cuentas o estafas online, hacen que tanto consumidores como compañías de e-commerce tengan que mantenerse alerta al momento de hacer sus transacciones con total tranquilidad.

Cristian Amicelli, Chief Operating Officer de Mkit, una empresa especializada en proporcionar soluciones de seguridad informática, advierte que “si bien tanto el consumidor como los comercios online pueden ser víctimas de fraude, son estas últimas las encargadas de potencializar los cuidados. En general, algunas empresas piensan en su seguridad luego de ocurrido algún incidente, cuando el camino debería ser el inverso: antes, la prevención”.

Como especialista del sector informático, Amicelli celebra los números del ecommerce en la región, sin embargo señala que, “en un contexto donde los ciberataques adquieren un grado de sofisticación cada vez más complejo, a quien se debe cuidar es al usuario, al consumidor que hace efectiva su compra online”.

Mobile commerce versus desktop, ¿cuál es más vulnerable?

El comercio mobile (o m-commerce), representa el 20% de todo el comercio electrónico en América Latina. Es la modalidad de compra que más crece gracias al bajo costo de los equipos frente a las computadoras de escritorio o laptops y debido a su portabilidad. Ahora bien, ¿ello significa que el m-commerce es más vulnerable al hackeo?

“En ambos casos no se encuentran grandes diferencias si hablamos del ataque en sí. Tal vez con los celulares, al tener una pantalla de menor tamaño, haya cierta información que no se pueda visualizar. Sin embargo, las aplicaciones abren todo un abanico de posibilidades ya que son ellas las que se encargan de cuidar la seguridad de los usuarios”, afirma Amicelli.

Algunas recomendaciones

Tomar los cuidados necesarios para no ser víctimas de un ataque ya no es algo inalcanzable como lo era hasta hace no mucho tiempo atrás. Los especialistas de Mkit recomiendan, por un lado, que los usuarios finales nunca accedan a sitios de ecommerce por medio de links que lleguen a través de e-mail u otro sistema de mensajería; realizar compras por medio de un canal seguro, el cual se identifique con HTTPS y por más que resulte obvio, siempre verificar que la plataforma en la que se encuentre el comercio sea segura.

Por otro lado, y con justa razón, quien debe tomar la posta en medidas preventivas de ciberataques, son las plataformas de ecommerce. “Es necesario que implementen políticas de desarrollo seguro y que efectúen auditorias periódicas con el objetivo de minimizar las brechas de seguridad. También es necesarios que estén informados sobre las vulnerabilidades que surgen en los protocolos, servicios y productos que utilicen para su plataforma con el objetivo de tomar contramedidas rápidas y eficaces”, concluye Amicelli.

Llega fin de año, temporada de celebraciones y regalos. Nada más cómodo que el ecommerce para este tipo de compras, siempre tomando los cuidados necesarios para evitar fraudes y sin sabores en una época en la que todo debería ser un festejo.

DEJA UNA RESPUESTA