Faena Art inaugura su programa 2017 con la exhibición Tropos de Cayetano Ferrer

0
1166

Ximena Caminos, Directora Artística de la organización internacional FAENA ART y Alan Faena anunciaron la apertura de la exhibición Tropos del artista Cayetano Ferrer, ganador del Premio Faena a las Artes 2015.

El Premio Faena a las Artes es un premio bienal otorgado por un jurado internacional que reconoce la experimentación artística, alienta la exploración posdisciplinaria y fomenta la investigación de los infinitos vínculos existentes entre el arte, la tecnología y el diseño.

La propuesta de Ferrer se relaciona con los conceptos de tiempo y duración a través de la arquitectura, y fue seleccionada por un jurado internacional que incluyó a Sonia Becce (Curadora independiente, Argentina); Caroline Bourgeois (Curadora, Pinault Foundation, Francia); Rita Gonzalez (Curadora, LACMA, EEUU) y Katie Sonnenborn (Co-Directora de Skowhegan School of New York, EEUU).

La muestra Tropos abrirá al público del 10 al 25 de febrero del 2017, e implica la utilización de formas arquitectónicas apropiadas y olvidadas, estructuras y ornamentos decorativos que hacen referencia a varias épocas históricas. La obra reconoce el palimpsesto de identidades visuales contenidas en el arte y la arquitectura así como la naturaleza efímera de estas formas que parecen desarmarse a medida que se fabrican, destruyen y re-fabrican para ocupar nuevas formas. Ximena Caminos comentó sobre la exhibición: “Ferrer propone una instalación temporal y performativa que es, a la vez, increíblemente arquitectónica y visual. La obra solo existe gracias al intercambio de disciplinas y durante un tiempo no específico, nunca terminado. Una propuesta acorde con la misión de FAENA ART, en última instancia, el proceso es en sí mismo la obra -una reacción alquímica al paisaje urbano y las narrativas históricas allí contadas».

La exhibición, curada por Jesús Fuenmayor, actúa como una investigación que explora las ficciones arquitectónicas que pueden rastrearse en las artes industriales y decorativas de ciudades de todo el mundo y, en particular, en la del artista (Los Ángeles) y en el contexto de la exhibición en Buenos Aires, incluyendo la vida anterior de Faena Art Center como un antiguo molino. Jesús Fuenmayor comentó sobre el proyecto de Ferrer y las implicaciones de la obra: «El trabajo de Cayetano Ferrer explora cómo se aborda el pasado en la vida cotidiana a través del uso de símbolos que activan el territorio subjetivo de la memoria. Partiendo de la utilización de la decoración arquitectónica como medio para contar historias visuales, la instalación de Ferrer en Faena Art Center hace hincapié en la ambigüedad de tales símbolos mnemónicos, sometiéndolos a un proceso de descomposición y re-composición que permite al espectador proyectar sus propios recuerdos y deseos sobre las obras. Ferrer transforma las convenciones del modelado escultórico en una escultura contemporánea en reversa que degrada su materialidad. De este modo, construye una contra-visualidad que afirma la impureza, la temporalidad y el movimiento, y al mismo tiempo promueve una experiencia vívidamente entrópica y única de la escultura». El proyecto de Ferrer transforma el espacio del Faena Art Center en una fábrica para la producción de moldes de gelatina. La instalación existe en un estado de continuo devenir, de realización inacabada que rinde homenaje a la existencia del fragmento.

En el curso de la exposición la instalación se irá transformando debido a la acumulación de procesos orgánicos y mecánicos implícitos en la fabricación de los moldes. El espacio oscurecido estará misteriosamente iluminado por la luz y el calor que emana de los elementos escultóricos –conocidos como Unidades de fundido. Los moldes de estireno y yeso recuerdan los clásicos relieves tallados, objetos hechos a mano y artefactos industriales que hacen referencia a una multitud de símbolos, partículas lingüísticas de la antigüedad hasta la iconografía actual que existe dentro del paisaje urbano pero se reutilizan aquí dentro de los confines formales del espacio visual del arte.

La ubicación es manipulada por el artista para convertirla en una fábrica para el procesamiento del pasado y, en última instancia, un depósito para la ornamentación de un nuevo lenguaje visual. Alan Faena señala «Siempre buscamos apoyar a los más innovadores y contemporáneos en la creación artística y tratamos de ayudar a promover el trabajo de los artistas para acercarlo a un público internacional. Con el Premio Faena apoyamos a los artistas en la realización de sus sueños. Estamos orgullosos de presentar el proyecto de Cayetano y especialmente interesados en el modo en el que hizo propio el espacio de Faena Art Center y la historia de la Sala Molinos.”

Coordinado por Ximena Caminos, el panel de selección 2016 incluyó a Carlos Basualdo (Keith L. and Katherine Sachs Curador en Jefe de Arte Contemporáneo de Philadelphia Museum of Art); Achim Borchardt-Hume (Director de Exhibiciones de Tate Modern); Caroline Bourgeois (Curadora de Pinault Collection); Jesús Fuenmayor (curador independiente); y Victoria Noorthoorn (Directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires). Después de evaluar más de 400 propuestas provenientes de más de 70 países alrededor del mundo, Roger Hiorns fue elegido como ganador de la edición 2016 y su exhibición se realizará durante el 2018. Al mismo tiempo, fueron otorgadas menciones especiales de mil dólares cada una al colectivo israelí Public Movement y a la argentina Mercedes Azpilicueta. Los ganadores del Premio Faena a las Artes fueron Fundación Vairoletto (2013), y Martín Sastre (2012). Las menciones especiales han sido otorgadas a Nicolás Gullota (2015), Pablo Rasgado (2015), Santiago Sierra (2013), Sebastián Díaz Morales (2013) y Wilfredo Prieto (2012).

DEJA UNA RESPUESTA